Blog

Cogne, parque temático helado

En muy pocos años, la escalada en hielo ha pasado de la inexistencia al éxito, interesando primero a los alpinistas que acababan de descubrir el piolet tracción y, poco a poco, a muchos escaladores de roca curiosos de descubrir en qué consiste eso de caminar sobre las aguas (aunque sean heladas). El hielo, por peligroso que pueda llegar a ser, tiene un evidente poder seductor, hipnotizador casi, quizá por su carácter efímero, menguante, y ejerce una atracción tal que obliga a unos cuantos ‘feligreses’ a afilar temporada tras temporada sus herramientas.

Normalmente, me basta con visitar una decena de veces cada invierno el circo de Gavarnie para saciar mi apetito por el hielo, pero éste invierno deprimentemente seco (no recuerdo un primer muro de Gavarnie sin hielo en febrero) obliga a migrar, como las aves. Así, trabajando con los alumnos del TD3 de alta montaña de Kirolene he descubierto Cogne, uno de esos lugares donde el hielo es apto para casi todos los públicos, una suerte de parque helado donde se dan importantes procesiones de escaladores.

P1050150

Varias cordadas evolucionan al unísono en una cascada al sol, en un día de calor y por la que corre el agua en su interior.

 

 

 

 

Los escaladores, sean del tipo que sean, también sucumben a las modas y se concentran allí donde las aproximaciones son cómodas, los peligros objetivos manejables (otra cosa es negociar con los peligros subjetivos), las retiradas sencillas, los alojamientos razonablemente económicos y la diversión vertical asegurada. Cogne es un parque temático de la escalada en hielo, un Kalymnos del hielo, para entendernos. Existen, en el valle de Lillaz y en el de Valnontey, itinerarios para todos los gustos en los que predominan las vías de tres o cuatro largos de dificultad media o baja. Las reuniones están equipadas y suelen ser rapelables, aunque en muchos casos es posible caminar simplemente para descender. Hay terreno para iniciarse, para progresar escalonadamente, para ponerse a prueba, para practicar el dry tooling y sólo hay que lidiar con un problema: el resto de cordadas.

P1050147

Los alumnos del TD3 de Kirolene, practicando dry tooling.

Madrugar siempre es una buena idea cuando escalamos en hielo, y más cuando proliferan los escaladores. Si madrugamos mucho podemos garantizarnos el privilegio de ser los primeros en la vía. Si no lo hacemos, encontraremos público por doquier y tocará tomar decisiones: ¿renuncio? ¿me pongo a la cola? ¿me expongo a un bombardeo de hielo?

Como recomendación de alojamiento, estos dos establecimientos donde el trato va más allá de la sencillez y la exquisitez:

www.hotelarolla.it

www.hotelondezana.it

P1050116

Ibon Santos en la columna de ‘E tutto relativo’.